The Ability to make town!? ~Let’s make a Japanese Town in Different world~ – Capitulo 47: En ese Momento, En el Reino de Sandra


NT: Hola chic@s parece que pasaron años desde que salio un nuevo cap no? pero igual se agradece, este es un poco mas largo que los habituales asi que disfruten!!!

Pd: Quisiera pedirles un favor, si alguien sabe en que cap termina el vol 1 y el vol 2 de esta novela, me gustaria que me lo dejaran en los comentarios, me ayudaria a hacer los Pdf que todos disfrutamos no?

~~~

Vamos a rebobinar el tiempo un poco.

Fue cuando Elsa dejó a Sandoria como mensajera de paz para ver a Nobuhide.
Los milicianos que perdieron la guerra gradualmente llegaron al territorio del sur.

“Aah … finalmente hemos llegado aquí …” dijo uno de ellos mientras jadeaba.

Fue un viaje largo, largo. Las muertes de los soldados que fueron enviados junto con ellos ya habían sido perforadas en sus mentes, y el calor, además de las comidas insatisfactorias ya había erosionado su fuerza.

Tanto sus mentes como sus cuerpos ya se han desgastado. Pero, todavía caminaban sin parar porque había alguien esperándolos en casa.

“Oye, solo un poco más”. El aliento vino de la persona que caminaba a su lado.

Los milicianos se animaron mutuamente mientras caminaban la distancia restante. Eventualmente, el grupo se dividió en varios grupos más pequeños y regresó a sus respectivos pueblos.

Por lo tanto, lo que se hizo eco en las aldeas fueron solo los gritos de dolor de los aldeanos que fueron informados acerca de la muerte de sus seres queridos.

Mientras tanto, en la mansión de la Conde Sarah Bona …

El conde Sarah Bona era el señor del territorio del sudoeste que había contribuido con 2.000 milicianos para la conquista del sur esta vez. Probablemente debido a comer en exceso, había mucha grasa en su cuerpo. Se podría decir que su personaje era similar a su gran cuerpo: una persona ingeniosa y lenta.

El conde Sarah Bona estaba a punto de tener su cuarta de las seis comidas habituales ese día cuando la puerta del comedor se abrió de golpe, y el mayordomo entró con una expresión pálida.

[¡Este es terrible! ¡Los soldados que se dirigieron a la Ciudad de los Hombres Bestia acaban de regresar! ¡El ejército del reino fue derrotado!]

Al escucharlo, el conde Sarah Bona solo se quejó de la debilidad del ejército del reino y continuó comiendo.

El ejército ya ha sido derrotado una vez. Por lo tanto, no era extraño para ellos ser derrotados por segunda vez. El conde Sarah Bona supuso que solo el Comandante había sido asesinado, y se escaparon de nuevo, por lo que no había necesidad de prestarle atención en particular.

“Está bien, pídele a Versas que venga aquí” ordenó despreocupadamente.

Versas era el líder de los milicianos de este territorio, y estaba directamente bajo el mando del Conde Sarah Bona.

“A-Sobre eso, Versas y sus subordinados fueron asesinados en la batalla …” El mayordomo suda con nerviosismo.

“¿Qué … qué?” Esta vez, el conde Sarah Bona quedó verdaderamente asombrado y dejó caer el cuchillo y el tenedor en sus manos. “Es … ¿Es eso cierto?”

[S-Sí. El ejército del reino ha sido aniquilado. De hecho, hay menos de 500 personas que lograron regresar de manera segura aquí]

“No … de ninguna manera …” El conde se desplomó en su asiento.

Era diferente de la retirada anterior que se debió a la muerte del comandante. Esto significa que 5,000 soldados habían sido aniquilados de frente.
Debido a este hecho sorprendente, el Conde Sarah Bona no pudo seguir comiendo más.

Después de eso, el Conde Sarah Bona inmediatamente entrevistó a los milicianos que vinieron a informar. Luego, envió exploradores para investigar el movimiento del pueblo bestia, así como un mensajero al palacio real.

Al mismo tiempo, llegó un mensajero del palacio real. El Conde Sarah Bona se encontró con el mensajero del palacio real en la sala de audiencias. Después de que el mensajero se inclinó ante el conde, sacó la carta del Rey del bolsillo de su cofre y la leyó en voz alta.

“Realmente apreciamos la gran contribución del Conde Sarah Bona a la Conquista del Sur esta vez. Sin embargo, la pelea con los hombres bestia no fue fructífera incluso después de los arduos esfuerzos de nuestro ejército, y resultó con la derrota del ejército. Por lo tanto –”

Lo que se dijo fue la derrota de las tropas del reino. Además, se dijo que las negociaciones de paz con la ciudad del hombre bestia estaban actualmente en curso. Además, junto con la derrota esta vez, le dijeron que recibirían exenciones de impuestos por un año.

“- eso es todo.” El mensajero terminó de transmitir las palabras del Rey.

El conde Sarah Bona, que lo había estado escuchando con los ojos cerrados, abrió los ojos y dijo.

[…Entendido. Mensajero-dono debe estar cansado. Deberías quedarte en mi casa esta noche.]

Con esas palabras, el mensajero hizo una reverencia y se retiró de la sala de audiencias. El conde Sarah Bona miró al mensajero salir de la sala de audiencias con una expresión tranquila.

Pero, tan pronto como el mensajero ya no estaba presente en la sala de audiencias, sus vasos sanguíneos comenzaron a palpitar visiblemente por la ira.

“¡¿Qué piensa el reino de mi territorio ?!” Sus mejillas carnosas temblaron mientras gritaba. “Exenciones de impuestos por un año? ¡No necesito esa compensación! ¿El rey se está burlando de mí?”

Para un señor, la muerte de más de mil granjeros no era algo que pudiera ser ignorado. No fue por los números también. Los granjeros en su mejor momento habían respondido a los reclutamientos, y se perdieron bajo las órdenes del rey.

Ciertamente, a pesar de que cada señor estaba obligado a enviar soldados durante la guerra, el palacio real no estaba obligado a compensar los daños.

Pero, el país no estaba siendo invadido, y perdió la guerra que comenzó el palacio real, por lo que la compensación de solo dar exenciones de impuestos era demasiado escandalosa.

“¡No subestimes …! ¡No me subestimes …!” El conde Sara Bona respiraba con dificultad, el odio y la ira se reflejaban en sus ojos pequeños y brillantes.

Su territorio estaba ubicado en el sur. El conde Sarah Bona pensó que la causa de este desaire era que su territorio estaba en la región más interna sin ningún otro aliado del que depender. Si traicionó al país, solo sería un ratón atrapado en una bolsa.

No obstante, la actitud agresiva del reino no se debió a la posición de su territorio. A primera vista, parecían haber menospreciado al conde Sarah Bona, pero, por el contrario, ¿qué pasaría si compensaran en gran medida al conde Sarah Bona por la pérdida?

Para el rey preguntar a un señor acerca de su bienestar era un acto que un rey no puede tomar, ya que puede informar a otros señores de la situación actual.

“¡Ya verás …!” Pero el Conde Sarah Bona no se dio cuenta de las verdaderas intenciones del rey, y su corazón se llenó de rabia.

Después de unos días, la historia de la fallida Conquista del Sur comenzó a extenderse en el Reino de Sandra. Lo mismo sucedió también en la capital, Sandoria. La derrota del ejército se extendió de boca en boca en un abrir y cerrar de ojos.

“Las órdenes de los Caballeros … fueron derrotadas …? Estás bromeando, ¿verdad …?” Los residentes de la ciudad del castillo trataron el rumor con escepticismo.

Fue natural. Los oponentes no eran más que hombres bestia, por lo que era imposible imaginar que los humanos perdieron.

“No, no parece una mentira. Los granjeros reclutados del territorio sur se redujeron de la cantidad inicial de 4,000 a casi 1,000, y parece que apenas han escapado con sus vidas.” Uno de ellos chismorreaba.

“Tonto. Solo eran hombres bestia. No hay forma de que podamos perder “. Otro discutió.

“Piensa cuidadosamente sobre el fracaso de la conquista del sur hace más de un año. ¿Fue realmente debido a la peste? ¿Qué pasaría si el comandante Garland no se cayera debido a una enfermedad, sino porque fue asesinado por los hombres bestia?” Otro adivinó.

“¿Basado en qué …?” Intervino una persona curiosa.

“El rumor vino de la gente de los territorios del sur. Esas personas fueron quienes lo experimentaron. Los aldeanos que han perdido a sus familias siguen afligidos “. Alguien dijo con conocimiento.

La derrota del ejército del reino ya fue más allá del nivel de propaganda de rumores. La información inquebrantable había sido difundida desde las primeras etapas por el Conde Sarah Bona, quien deliberadamente distribuyó esa información. Al hacerlo, pensó que aumentaría el impulso de la rebelión contra el Rey.

Pero, el palacio real ya había empezado a lidiar con eso. El rey comenzó a redactar desde las aldeas bajo su control directo, y anunció que pronto se realizaría un simulacro con los soldados reclutados. La escala excede diez mil con facilidad para mostrar su autoridad a cada señor, y que tenía una poderosa fuerza para restringir a aquellos con pensamientos y comportamiento traicioneros.

~~~

En la Capital Imperial de Sandoria, la firma Polo se había expandido a una gran empresa en los últimos años. Se construyó una gran mansión, allí los pocos empleados ya habían crecido en número varias veces.

[¡Estoy en casa!] (Elsa)

Fue a primera hora de la tarde cuando Elsa regresó a la Firma Polo donde se desempeñó como jefa de la firma.

Habían pasado alrededor de 20 días desde que ella dejó Sandoria. Ella ya se había reportado al castillo, y la recompensa ya estaba en sus manos.

“Bienvenida a casa, Elsa-san.” Cuando Elsa abrió la puerta de la oficina, Ryle, que estaba haciendo papeleo, la saludó.

“¿Cómo estuvo lo del trigo?” Preguntó Elsa.

“Todo avanza sin problemas”, respondió Ryle.

Cuando ella escuchó eso, sonrió. La verdadera recompensa que recibió Elsa del palacio real no eran mas que insignificante monedas de plata en sus manos. Fue información.

Elsa, que sabía de la derrota del ejército del reino antes que nadie entre las empresas comerciales, había previsto una guerra próxima y le ordenó a Ryle comprar trigo.

“Aquí. Un recuerdo.” Elsa sacó pedazos de metal distorsionados que estaban conectados firmemente desde el bolsillo de su pecho.

“¿Esto es?” Era algo desconocido para Ryle.

“Es un anillo de rompecabezas que obtuve de Fujiwara-san. Si juega con habilidad hábilmente, puede desconectar el enlace. Es bastante difícil”. Explicó.

“Huh”. Ryle lo tomó y lo examinó de cerca.

Por cierto, aunque los cinco anillos de acertijo que obtuvo eran complicados, Elsa pudo resolverlos todos.

“Bueno, no está claro si esto se vendería o no, incluso si los producimos en masa”.

“Creo que sería suficiente hacerlos individualmente y distribuirlos a nuestros clientes. ” Reflexionó Elsa antes de que sus ojos se agudizaran. “Más que eso. ¿Cómo está la situación en el norte?”

“El Reino de Robutas está preparando su ejército. Hay un movimiento notable de trigo, sal y armas, y los mercenarios también están comenzando a reunirse. Por otro lado, no hay movimiento del Shugurin Dukedom.” Ryle informó diligentemente.

“¿El Reino de Robutas vendrá a atacar después de todo? … ¿Cuál es la situación exacta aquí?” Cuestionó Elsa.

“Los agricultores que han sido reclutados y están realizando un ejercicio militar. Se dice que la escala es de entre 20,000 y 30,000 personas”, afirmó.

“El rey realmente tomó una medida drástica. ¿Están tratando de vaciar las bóvedas del castillo?” Ella frunció el ceño.

Reclutar a decenas de miles de agricultores no era barato en absoluto, ya que después de esto, tenían que cosechar el trigo de primavera (trigo sembrado en primavera). Si decenas de miles en mano de obra desaparecieron, las ganancias inevitablemente disminuirán. Era algo que el palacio real debería soportar.

“Pero bueno, con esto nuestro país no debería ser derrotado. Bien, vendamos el trigo antes. No importa si se solicita. En el improbable caso de un desembolso excesivo de fondos, deberíamos comprar un bono gubernamental también”, instruyó Elsa.

“Entendido”. Ryle asintió.

La Firma Polo bajo el mando de Elsa había comenzado a avanzar en conjunto hacia la próxima guerra.

Una semana más tarde, en el territorio del norte bajo el control directo del rey, se llevó a cabo un simulacro de casi 30,000 milicianos. Esto causó que el país consumiera muchos bienes, y cada señor, que había menospreciado al Rey, no fue capaz de medir el límite de la fuerza del rey, y revisó su evaluación.

Pero aún así, el Reino de Robutas todavía se estaba preparando para la guerra. Grupos de mercenarios de todo el continente vinieron uno tras otro al Reino de Robutas, y se reunieron cerca de la frontera del Reino de Sandra.

Mientras tanto, el Reino de Sandra había hecho las paces con éxito con la Ciudad del Hombre Bestia. Al hacer esto, el Reino de Sandra no tendría que preocuparse por el sur, y podría concentrar todo su poder en el norte.


Anterior  //  Indice  // Siguiente


Originalmente traducido por:  http://www.rebirth.online

NT INGLES “son notas que deja el traductor de japones a ingles”

NT “Son mis notas personales XD”

NT: Si ves algún error con la traducción en la gramática, no olvides que puedes dejármelo en los comentarios, lo que me ayudaría mucho con la calidad del contenido… que tengas un buen día y disfruta la lectura.

9 comentarios sobre “The Ability to make town!? ~Let’s make a Japanese Town in Different world~ – Capitulo 47: En ese Momento, En el Reino de Sandra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s