A New Game from the Depths of Captivity! ~ Rising from Slavery with Just One’s Own Abilities ~– Capitulo 2: El comerciante de esclavos del corazón blando – Parte 4

Traducción: DiosCaido12

Edición: (en discusión)

~~~

Crepúsculo pintó el cielo en rojo.

Takumi y sus camaradas volvieron a Valeria para informar la situación.

[Gracias … ¡muchas gracias!] (Mirta)

Fueron las primeras palabras que Mirta dijo mientras se inclinaba.

[No hay problema. Todo transcurrió sin problemas, después de todo ](Takumi)

[Esto es malo, sin embargo. Ahora debemos repensar sobre muchas cosas](Karin)

Comentó Karin. Estaba escribiendo inquieta en una libreta y parecía bastante molesta.

[Quería usar el aumento del precio del tamahagane para visitar a Geld, pero ahora no puedo.También debo encontrar otras excusas para todos los demás … Me volveré loco](Takumi)

[Si frunces el ceño de esa manera, crecerás arrugas](Mirta)

[Sería un desperdicio en una belleza como tú] (Takumi)

[¡ Tiene razón! ¡Tienes una cara tan adorable, Karin!](Mirta)

[ Sí, sí, gracias, Mirta. Kunon, deja de comer y ayúdame ](Karin)

[¿Qué? ¡Pero no me gusta pensar en ese tipo de cosas! ](Kunon)

Con sus mejillas llenas de comida, hizo una X con un par de pinchos.
Ella no quería ayudar en lo más mínimo.

DD-Pfy9VoAIF8X9.jpg

[ Perdón por molestarlo …] (Mirta)

[No tienes que disculparte. Takumi resolvió todo, así que este es un asunto entre nosotros. No tienes fallas aquí ](Karin)

[¡ De hecho, de hecho! ¡Lo hicimos en un instante! ](Kunon)

El elfo y la bestia la tranquilizaron.

Las cosas transcurrieron sin problemas gracias a la colaboración de esos dos.

Karin tenía un conocimiento profundo de los semihumanos y podía entender su especie y su linaje con una simple mirada. Así es como fueron seleccionados con precisión para las necesidades del comprador.

Kunon era principalmente su guardia.
Al principio, evitaron comprar muchos semihumanos, ya que no era seguro. Ahora que ella puede suprimir solo a un grupo de ellos, se permiten ser más audaces.

Si omitimos el tiempo que dedicaron a regresar a Valeria, su eficiencia en el trato con los clientes fue excelente.
Por supuesto, ambos lo sabían, y miraron a Takumi con los ojos llenos de expectativas.

[ … ¿Cómo puedo ayudarte?](Takumi)

[Takumi … Esta noche es el Festival de la Cosecha, ¿verdad? Me encantaría comprar algo allí … ](Karin)

[ ¡Kunon quiere comer carne!](Kunon)

[ Bien … aquí, úsalas como quieras. Incluso puedes dárselos a alguien más, por lo que a mí respecta ](Takumi)

Takumi arrojó la bolsa de cuero que acaba de recibir a sus pies, y los dos se unieron a sus manos felizmente diciendo “¡Hurra!”
No podían simplemente trabajar todo el día. De vez en cuando, tomarse un descanso era necesario.

La mirada de Mirta parpadeó hacia y desde Takumi.

[ Ehm … ¿Qué vas a hacer, Takumi?](Mirta)

[No tengo cosas urgentes que hacer, así que quería relajarme un poco](Takumi)

[¡ Ya veo! ¿Qué hay de caminar juntos?](Mirta)

[ No me importa eso, pero ¿también quieres ver el festival?](Takumi)

[ Ehm… si no te importa eso, me encantaría …](Mirta)

Sin apartar la mirada, bajó un poco la cabeza y le preguntó eso mientras sus mejillas se enrojecían levemente. Él sabía que algo estaba mal.

[ Oooh … ya veo, ya veo …](Karin)

Karin entrecerró los ojos para captar la situación.

[ Está bien, Kunon. Vamonos](Karin)

¿Qué? Pero si todos vamos al festival, ¿por qué no los esperamos y vamos juntos? Karin? ¿Por qué me estás arrastrando? ¡paraaaa!](Kunon)

Karin saludó a los demás mientras arrastraba a su amiga y salía de la habitación.
En el momento en que salieron, Takumi dejó escapar un profundo suspiro.

[ ¿Deberíamos irnos también?](Takumi)

[C-Claro. Gracias por venir conmigo ](Mirta)

Ella se inclinó de nuevo y salió de la habitación con él.

El sol ya se había puesto, y el cielo ahora estaba pintado con un vívido color azul violáceo.

Por lo general, el ruido de los barrios de tugurios se calmaba por la noche, pero ese día era un hecho que ocurría solo una vez cada seis meses, por lo que la gente no podía contener su emoción.
Se llamaba Harvest Festival, pero conservaba su significado original solo en la parte superior de la ciudad. Los otros simplemente se aprovecharon de ello para festejar.
La gente podía comprar alimentos y bebidas en los puestos de bares en la calle principal, y los artesanos podían estafar a clientes borrachos.

Takumi y Mirta caminaron por las calles bulliciosas sin decir una palabra.

[Entonces, ¿tienes algo que decirme?](Takumi)

Ella abrió los ojos sorprendida cuando rompió el silencio.

[Siempre puedes ver a través de mí, eh …](Mirta)

[Bueno, generalmente le preguntas a Karin sobre todo. No fue difícil de entender](Takumi)

Ella era la jefa de Valeria, pero también era joven, por lo que Karin a menudo la ayudaba.
Hablar con alguien que tenía un amplio conocimiento sobre las personas y que también compartía su mismo sexo era reconfortante.
Es por eso que preguntar a Takumi significaba que era un asunto serio
. Sin embargo, ya había adivinado de qué quería hablar.

[Me pregunto … si estoy haciendo mi trabajo correctamente](Mirta)

[Sí, lo haces. Desde que te convertiste en nuestra jefa hace dos años, has estado dando lo mejor de ti ](Takumi)

Su padre, el antiguo jefe de Valeria, ya no estaba allí.
Dos años antes, partió para un negocio, pero tuvo un accidente y desapareció.
Ni siquiera sabían si todavía estaba vivo o no.
Valeria cayó en un estado de confusión, y fue solo gracias a Mirta, quien sucedió a la posición de su padre, que volvió a funcionar normalmente.
Pero su influencia cambió los asuntos profundamente.

Gaitsu Ejistan, uno de los mejores hombres de la organización, actuó como el director, a pesar de que no estaba en el papel, y Jill, que una vez fue una estrecha colaboradora de Vatel, la ayudó al principio.

Mirta estaba dando lo mejor de sí para caminar por el camino de su padre.
Ella juró proteger lo que había construido.

[Pero si hablamos sobre sus resultados, entonces debería cambiar la respuesta](Takumi)

[Uf … Estás siendo bastante directo …](Mirta)

[Hablamos honestamente, así que debería ser claro. Estás copiando lo que tu padre estaba haciendo, pero no obtendrás los mismos resultados ](Takumi)

Realmente fue difícil de digerir, pero Mirta tuvo que entender eso.
Vatel era violenta, ingenua, honorable, apasionada, y gracias a su naturaleza logró aumentar y preservar los negocios de Valeria, y mantener el orden en los barrios marginales. Mirta, debido a su naturaleza amable, no podía imitar su forma de vida.

[… Lo sabía, deberías haber tomado las riendas de Valeria](Mirta)

[No, es mejor así. Nombrar a un antiguo esclavo cuyo lugar de nacimiento es desconocido como el líder habría causado un alboroto enorme ya que hay veteranos como Gaitsu que deberían estar más calificados. Nada tan excesivo sucedió solo gracias a ti ](Takumi)

[Ya veo … me propuse a mí mismo como el nuevo líder porque Gaitsu está demasiado obsesionado con el dinero. Temía que la organización se hubiera desviado de la idea de mi padre ](Mirta)

Gaitsu tenía la capacidad de dirigir el negocio, pero era demasiado codicioso. Hubiera usado incluso medios cuestionables para obtener ganancias.
Probablemente, si se convertía en el líder, nada de las ideas y planes de Vatel se hubieran mantenido.

[Sería lo mismo si estuviera en tu lugar, Mirta. Las cosas cambian dependiendo de las personas, y después de un tiempo, pueden ser completamente diferentes. Además, no estoy interesado en ser un líder ](Takumi)

[Pero estás más o menos apegado a nosotros, ¿verdad? ¿Tienes razón?](Mirta)

[No lo negaré, no te preocupes. Me gusta mi papel real](Takumi)

[Entonces, ¿no te importa tu trabajo …? Has cambiado](Mirta)

Tanto el país como la religión aceptaron esclavos. Para satisfacer su gran demanda, el trabajo de algunas personas se basaba en abastecerlas, aunque no todos los comerciantes esclavos eran amables.
Compraron y vendieron otros para sobrevivir.
Fueron llamados “demonios” por la gente común, despectivamente llamados “comerciantes de razas” por mercaderes normales, despreciados como “viles” por los nobles, y tratados como “humanos despreciables” incluso por empleados, que deberían haber aceptado la existencia de esclavos.
Es exactamente por eso que a Takumi le gustó su papel real.

[Todo el mundo odia a los comerciantes de esclavos. Por lo general, las personas toman distancia, pero ¿no es genial ver sus caras en conflicto cuando se salva su día gracias a lo que tanto odian?](Takumi)

[… Realmente tienes una mala personalidad. Es casi retorcido](Mirta)

[De hecho, pero es exactamente por esa razón que puedo entender el odio de las personas y actuar de una manera eficiente. Así es como creé la imagen de el comerciante de esclavos del corazón blando](Takumi)

[Hubiera sido mejor si no hubiera escuchado nada de eso …](Mirta)

[No quiero que la gente lo sepa tampoco, así que pretendemos que nunca dije nada](Takumi)

Takumi colocó un dedo frente a sus labios, y Mirta lo miró con su habitual cara larga.

[ Realmente eres increíble. Siempre crees que estás un paso adelante … En cambio, esto es lo más lejos que puedo llegar …](Mirta)

Mientras hablaba, parecía cada vez más deprimida.
Takumi puso una mano sobre su barbilla y reflexionó sobre qué hacer.

[Entonces, ¿por qué no te gusta disfrutar de este festival como tu deber?](Takumi)

[¿Eh? ¿Cómo se relacionan mis deberes y disfrutan del festival?](Mirta)

Takumi la tomó de la mano y la atrajo entre la multitud.
Al ver los precios moderados de un puesto, saludó al hombre que estaba dentro.

[Oye, señor. Quiero tomar un bocado](Takumi)

[¡Oye, Takumi! Wow, ¿estás en una cita con la jefa de Valeria?](Vendedor)

[Sí, más o menos](Takumi)

[N-No lo somos! ¡Solo dijo que disfrutara del festival y me arrastró hasta aquí! Quiero decir … ehm …](Mirta)

La cara de Mirta estaba sonrojada y no sabía qué hacer a continuación. Al verla, el tendero se rió de buena gana.

[¡ Ah, la juventud es genial!](Vendedor)

Él les dijo mientras daban sus paquetes de papel.
Dentro de ellos había una fina capa de masa rellena de jamón y verduras.

[¡ Aquí, es nuestra piadina especial! Tómalos!](Vendedor)

[¿Eh? Pero yo no …](Mirta)

[¡Oh, vamos! Los miembros de Valeria me ayudaron mucho a llevar esto y lo otro. ¡Está en la casa!](Vendedor)

[O-Okay, entonces! Muchas gracias.](Mirta)

Mirta los aceptó mientras la vergüenza todavía se detenía en su rostro.
El hombre siguió saludando a la pareja mientras regresaban a la carretera principal.

[Bien, si no es la señorita Mirta](Baa-chan)

La voz de una anciana los alcanzó.

[Ah, doctora Zerna. ¿Cómo te va la espalda?](Mirta)

[Mucho mejor gracias a tu Magia de recuperación. Las medicinas no tuvieron ningún efecto sobre mí ](Zerna)

[Sus medicamentos son mucho más milagrosos que la magia. Funcionan perfectamente bien en las heridas de nuestros hombres](Mirta)

[Porque puse un esfuerzo en ellos. Si Valeria no pudiera usar a sus miembros debido a algunas heridas, tendría mucho miedo de salir de mi casa ](Zerna)

La anciana se rió, y Mirta se rió suavemente.

[Apuesto a que tus miembros están bebiendo y comiendo hasta que puedan. Aquí, tengo algunos medicamentos para el estómago y para la resaca. Toma alguno](Zerna)

[¿Eh? Pero … ¿no deberías vender estos?](Mirta)

[La gente aquí piensa que soy una gallina de fiesta, por lo que nadie los compró. Aligerarías mi carga y me harías un favor si los tomas](Zerna)

Ella rebuscó en su cartucho mientras decía eso y le tendió a la niña una canasta de mimbre.

[ Los traeré a Valeria más tarde, pero … ¿qué es esto?](Mirta)

[Ah, eso es … ¡hihi! Algo que deberías usar frente a ese chico joven esta noche ](Zerna)

[¿ En frente de Takumi …?](Mirta)

Ella inclinó la cabeza perpleja, mientras que Takumi suspiró profundamente.

[ Zerna, deberías darle eso a las prostitutas, no a Mirta](Takumi)

[¡ Tus ojos dan miedo! No me mires así. De todos modos, supongo que me iré antes de que ella entienda qué es y se enoje](Zerna)

Ella se mezcló en la multitud y desapareció.

[¿Qué … deberíamos hacer con esto?](Mirta)

[Vamos a tirarlo en una hoguera”. Quiero verlo ardiendo](Takumi)

NTD:…. takumi estas siendo principeso… y me estan dando ganas de dejar de traducir esta novela…

Takumi la instó y los dos comenzaron a caminar otra vez.
Después de unos pocos pasos, alguien más los llamó, y después de que terminaron de hablar, sucedió una y otra vez.

[Aaah, Dios. Quiero a Kunon conmigo ahora](Mirta)

[Mirta, ¿estás bien?](Takumi)

[Sí, no es nada. No esperaba que tanta gente nos diera cosas](Mirta)

Los brazos de Takumi fueron enterrados con bolsas.

[¿No es eso algo bueno? Esta es la prueba de que estás haciendo tu trabajo correctamente](Takumi)

[ … ¿Eh?](Mirta)

Ella lo miró sorprendida, y él le sonrió.

[Ser un líder es difícil, y solo otras personas pueden ver su verdadero valor. Todavía tienes un largo camino por recorrer, pero gente como tú, y eso te convierte en una gran jefa](Takumi)

Finalmente, en su rostro floreció una sonrisa.

[Ya veo. Seguiré haciendo lo que pueda por Valeria](Mirta)

[Genial. Espero que encuentres tu estilo pronto, sin copiar el de Vatel](Takumi)

[Ugh … lo intentaré lo mejor posible …](Mirta)

Ella dejó caer los hombros, pero su expresión no era tan mala como antes.
Ella parecía más relajada ahora.

[¿Qué pasa si le traemos estas cosas a Valeria? También tengo hambre ](Takumi)

[Ah, entonces ¿por qué no comemos lo que tomamos antes? Aún deberían estar calientes](Mirta)

Mirta tomó un paquete de papel de una de las bolsas que llevaba Takumi.

[Tengo las manos ocupadas, no puedo sostener eso](Takumi)

[No lo pensé … ¿qué debería hacer ahora …?](Mirta)

Ella ya lo desenvolvió y parecía insegura sobre el próximo movimiento.

[… Apuesto a que no puedes comer solo, así que si me alimentas, te ayudaré](Takumi)

[¿ L-lo compartiremos?](Mirta)

[¿Prefieres alimentarme hasta que hayamos regresado? Te cansarás mientras caminamos, así que el primer bocado es mío, el tuyo, y así sucesivamente](Takumi)

Sus mejillas se enrojecieron levemente, y reflexionó sobre esa propuesta mientras miraba a la piadina … y después de unos segundos, tomó una decisión.

[O-Okay … ¡Aquí!](Mirta)

Cerró los ojos y trajo la piadina en frente de la boca de Takumi, que se abrió de par en par y la mordió. El aroma del jamón le hizo cosquillas en la nariz cuando el sabor de la carne se extendió por su lengua, sintonizado por el vívido regusto de las verduras.

[Genial, ahora es tu turno … ¿por qué estás haciendo esa cara?](Takumi)

Aunque parecía nerviosa hasta unos momentos antes, ahora sus ojos brillaban apasionadamente.

[¡ Quién sabe … siento que me estoy haciendo íntimo con una adorable mascota …!](Mirta)

[Y me siento como una mascota que está siendo alimentada](Takumi)

[Eres un tipo tan extraño, Takumi. Es como que puedes ver más allá que nadie y estar del otro lado de la línea … pero me alegro de que nos estemos acercando](Mirta)

Con una radiante sonrisa en su rostro, ella trajo la piadina nuevamente frente a su boca.

[¡ Aquí, toma otro bocado!](Mirta)

Al verla tan feliz, no pudo negarse.
Se resignó a su destino y dejó escapar un profundo suspiro.

[Como quieras, líder](Takumi)

[¡ Y-Yay! ¡Gracias!](Mirta)

Ella pareció fascinada al verlo comer con gusto, y tan pronto como tragó saliva, ella presentó frente a él la piadina de nuevo.
Al final, lo terminó cuando casi llegaron a Valeria.
Mirta parecía satisfecha con el espectáculo y ahora estaba de buen humor.

[¿Debo dejar esto en la oficina?](Takumi)

[Uhm … Tal vez podamos compartir algunas con personas que todavía están aquí … espera. ¿No es esa Jill?](Mirta)

Una silueta estaba de pie frente a la luz de las velas de la recepción.
Él no cambió en lo más mínimo en esos siete años.
Apoyaba la espalda en la pared con una mirada agria, mientras que en el otro lado de la habitación estaban Karin, que parecía molesta, y un Kunon aburrido.
Jill notó la llegada de Takumi y Mirta y levantó la cabeza.

[¿Has vuelto, señorita?](Jill)

[S-Sí, lo ise … Ehm … ¿Qué estás haciendo aquí, Jill?](Mirta)

[Te estaba esperando … incluso si me estaba cansando de eso](Jill)

[Podrías haber evitado esa última parte](Mirta)

Parado en la puerta había un hombre regordete que vestía ropa de lujo que era totalmente de mal gusto.
Era Gaitsu Ejistan, el director de Valeria.

[Bien, bien … Perdón por molestarlo después de que disfrutó el festival, pero hay algo realmente importante que me gustaría discutir con usted, señorita Mirta](Jill)

[Ehm… realmente no me importa eso, ¿pero se trata de la gestión de Valeria?](Mirta)

Entornó los ojos ante su pregunta y se rió.

[Sí … quiero hablar sobre el futuro de nuestra organización](Jill)

NTD: Bueno…. como prometi saque la ultima parte del cap 2 se viene la batalla de la wayfu Mirta contra el sucio cerdo y codicioso Jill.


Anterior // Indice // Siguiente


Originalmente traducido por: https://acantranslations.wordpress.com/

NT INGLES “son notas que deja el traductor de japones a ingles”

NT “Son mis notas personales XD”

NT: Si ves algún error con la traducción en la gramática, no olvides que puedes dejármelo en los comentarios, lo que me ayudaría mucho con la calidad del contenido… que tengas un buen día y disfruta la lectura.

Anuncios

4 comentarios sobre “A New Game from the Depths of Captivity! ~ Rising from Slavery with Just One’s Own Abilities ~– Capitulo 2: El comerciante de esclavos del corazón blando – Parte 4

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s