Maou ni Nattanode – Capítulo 59: La Heroína y el señor demonio

Traducción: DiosCaido12

Edición: Editor de Pdf

~~~

Nell se despertó al día siguiente tan descansado como pudo ser. No había sido amenazada, y mucho menos atacada, y la cama que le dieron era extremadamente cómoda. Del mismo modo, la comida era tan deliciosa que se la tragó a pesar de que nunca la había visto en su vida. Se sintió avergonzada de haber perdido totalmente de vista su objetivo inicial, pero no se le permitió revolcarse en él por mucho tiempo.

[Entonces, ¿quién exactamente te envió después de mí?] (Yuki)

El señor demonio la sacó de sus pensamientos dirigiéndose a ella. Parecía realmente adormecido, probablemente porque la chica con la que lo vio ayer lo había entrenado durante la mayor parte de la noche.

[U-Uhm … La iglesia lo hizo. Me dijeron que eras un demonio malvado en una ola de asesinatos, y que necesitaba derrotarte] (Nell)
[¿Es todo lo que dijeron?] (Yuki)
[M-Mhm] Nell se encogió un poco en el momento en que asintió. ¡Oh Dios mío! ¡Soy un idiota! ¡No puedo creer que acabo de decirle eso! 
[Mira, confiar en la gente y esas cosas está bien, pero probablemente deberías saber que eres demasiada confiada…] dijo el demonio señor, exasperado.
[U-Uhmm … Lo siento. Trataré de ser más cuidadosa] Nell no se quejó de vergüenza, ni se lamentó realmente. Ella simplemente asintió y prestó atención a las palabras del señor demonio.

Aunque sabía que la mazmorra tenía algunos residentes más, el señor de los demonios era el único presente. De hecho, él y el demonio doncella con cuernos eran los dos únicos que había visto en toda la mañana, y este último solo había pasado para servir el desayuno.

Probablemente estén en algún lugar del castillo.

[Espera, ¿entonces no estás con el ejército?] (Yuki)
[No, estoy con la iglesia. El capitán de la orden del caballero santo fue el que me ordenó que viniera a deshacerme de ti, pero a ella no le gustó demasiado la idea …][1]  (Nell)
[Ya veo]La cara del capitán flotó en la mente de Nell como le hablaba de ella. Su expresión era casi siempre tranquila, galante y refinada, pero mucho menos cuando dio sus órdenes a Nell. Parecía que la única razón por la que ella instruyó a la heroína a la salida era porque sus altos mandos la presionaban.

Espera, ¿acabo de decir demasiado de nuevo? Nell se dio cuenta demasiado tarde de que acababa de proporcionarle al señor demonio una gran cantidad de información sobre sus aliados. Sus enemigos Preocupada, ella tímidamente volvió su mirada hacia él y le hizo una pregunta. [U-Uhm … No vas a ir a atacar a la iglesia ahora, ¿estás …?]
[Depende. Los dejaré solo si me dejan tranquilo]El señor demonio se encogió de hombros. [Pero si eligen oponerme, entonces los aplastaré con todo lo que tengo. Asegúrate de decirles eso, alto y claro]

La mirada del señor demonio momentáneamente se volvió aguda cuando emitió su decreto. Su aura se encendió, y de repente comenzó a emitir una increíble sensación de presencia. La presión que él liberó hizo que a Nell le resultara difícil hablar, así que ella terminó dándole un asentimiento.

[V-vale]
[Solo digo, preferiría no matar a nadie, si es posible. Realmente no estoy interesado en el gore o algo así, pero no hay manera en el infierno de que me quede sentado si una fuerza armada va a atacarme, ¿sabes?]
[Supongo que tienes un punto…]

Nell no podía negar que las palabras del señor demonio eran lógicas. Tampoco podía negar que él estaba en lo cierto. Se había pasado una buena parte de la noche anterior trabajando su cerebro. Comenzó a pensar en el momento en que se había acostado en su cómoda cama y no se detuvo hasta que se fue a la tierra de los sueños.

La heroína pasó mucho tiempo pensando en todo lo que había hecho y todo lo que iba a hacer para avanzar. Pensó en el lugar en el que se encontraba y en el señor demonio que lo poseía.

Aunque solo había estado en la mazmorra durante un solo día, Nell entendió que el señor de los demonios era alguien en quien confiaban los habitantes de la mazmorra. De hecho, su confianza era tan evidente que solo se necesitaba una mirada para discernirla. De eso, ella derivó que él no podría ser tan mala persona. Aquellos que gobernaron con tiranía tendrían mucho menos fe puesta en ellos. Ninguno de los otros residentes del calabozo habría parecido tan feliz como lo habían hecho si el señor demonio los hubiera oprimido sin razón.

Para aquellos que vivían aquí, el héroe no era ella, quien llevaba el título, sino él.

Y ella también estaba empezando a verlo. Los héroes de los cuales se cantaban leyendas siempre ejercían sus poderes para otros y, a través de sus acciones, se ganaban la confianza de la población. Los verdaderos héroes fueron amados por la gente. Aunque ella nunca había presenciado sus hazañas, estaba convencida de que había hecho algo lo suficientemente heroico como para ganarse la confianza de todos. Por otro lado, todo lo que ella hizo fue seguir órdenes y escuchar a las personas a su alrededor. En lo que a ella respecta, él era, al menos, mucho más héroe que ella.

El pensamiento fue tan extraño y desalentador que la llevó a cuestionar sus roles y los de él. ¿Qué eran los señores demonios? ¿Y qué eran los héroes? Las respuestas a sus preguntas la eludían, pero de todos modos ella reflexionó. Incluso después de pensar toda la noche, no pudo sacar conclusiones reales. Lo único que logró hacer fue diferenciarlos.

[¿Estás bien? Has estado espaciada por un buen rato ahora]
[Oh, uhm … sí. Lo siento] La heroína se puso un poco nerviosa cuando se dio cuenta de que dejaría que sus pensamientos la abrumaran de nuevo. [D-De todos modos, ¿te importaría si te preguntara algo personal? Me ha estado molestando por un tiempo, así que realmente quiero olvidarlo]
[Anímate] El demonio se llevó una taza de té a los labios mientras se ofrecía a entretener su pregunta.
[Uhm … ¿Eres un pedófilo?] (Nell)
[¿Qué?] (Yuki)

La pregunta aparentemente llegó al demonio como un shock que terminó haciendo una escupida, rociando té por todas partes mientras tosía.

[Ew … Eso es asqueroso] (Nell)
[Sí, y ¿de quién crees que es la culpa?] Se detuvo a toser un par de veces más. [¿¡Por qué demonios todos piensan que soy un lolicon !?]
[¿Un lolicon?]
[¡Un pedófilo, un monstruo que se acerca a las niñas pequeñas!], Gritó indignado el señor demonio mientras colocaba su taza sobre la mesa. . [De todos modos, la respuesta a tu pregunta es un sólido ‘infernal no’. Admito que hay un montón de niñas pequeñas merodeando por aquí, pero juro por Dios que soy inocente. No anduve recolectándolos ni nada. [E1] Así es como las cosas terminaron por su cuenta. Incluso lo diré una vez más para que quede claro. NO soy un lolicon]
[Hmmm … Bueno, todos somos diferentes, así que no voy a criticarte demasiado. La chica de cabello plateado está en la edad en la que está bien, pero realmente no deberías poner tus manos sobre alguien tan joven como Illuna, ¿sabes?]
[¡Oh, maldita sea! ¿De verdad no me escuchas? ¡Podría haber jurado que literalmente te acabo de decir que no soy un pedófilo! Lefi es como… bueno, bueno, admito que no puedo decir mucho sobre ella, ¡pero Illuna es como una hermana pequeña para mí! ¡Está totalmente fuera de mi zona de strike!] (Yuki)

[¿Así que has estado tocando a esa chica Lefi, entonces?] (Nell)
[¿¡Mierda!? ¡E-eso no es lo que quise decir! Solo estaba tratando de decir que ella y yo estamos en pie de igualdad. No necesito protegerla como lo hago con Illuna, así que no pienso en ellos de la misma manera] (Yuki)

Nell se rió mientras escuchaba el intento del señor demonio de formar una excusa.

Ella realmente es tan humana como yo.

[¿Qué diablos estás riendo ahora …?]
[Nada realmente] Nell sonrió. [Me ha hecho gracia que estamos hablando el uno al otro como esto a pesar de que yo estaba empeñada en matar apenas ayer]
[Bueno, supongo que toda esta situación es un poco raro si lo pones esa manera]
[Realmente es como dijiste. Realmente no puedes entender las cosas sin verlas y pensarlas por ti mismo. Creo que voy a empezar a hacer precisamente eso. Haré todo lo posible para ser mi propia persona y tomar mis propias decisiones]
[Por favor, hazlo. Preferiría no seguir haciendo enemigos solo porque soy un señor de los demonios]

Ver la forma en que el señor demonio se encogió de hombros casualmente causó que otra sonrisa saliera en la cara de Nell.

***

[1] En realidad no se especifica si el comandante del caballero santo es hombre o mujer. Voy a asumir que es mujer por ahora, dada la falta de un personaje tropa caballero y porque el autor evitó intencionalmente mencionar el género del personaje.

[E1] ([Nota del editor 1): ¡Debo atraparlos a todos! Lolicon! Lo siento. Ese es solo el pensamiento que pasó por mi cabeza leyendo eso.

¡Hola chicos! Joker aquí. Parece que nuestro señor demonio residente está, por supuesto, sin saberlo, construyendo su harén aún más. Chico descarado Riajuu explotar y todas esas tonterías. Admito que me siento un poco decepcionado en este arco. Realmente preferí todo el material de construcción de mazmorras. Con suerte, eso viene pronto. (No puedo leer el kanji japonés y el katakana para salvar literalmente su propia vida.>.>) Además, mientras estaba editando esto, el novio de mi hermana me trajo de vuelta a la cena. Raising Cane’s, que para quien no lo sepa, solo hace alitas de pollo. Es bastante bueno, pero trajo alrededor de 6-8 ofertas y lo que parecía una libra de papas fritas. Así que tuve que editar esto un poco hinchado. Ahora, si me disculpan, necesito tomar un medicamento para el estómago. ¡Nos vemos en el siguiente capítulo!

 

NTD: Esas notas son veneno para los venecos :v XD

Anterior // Indice // Siguiente


Originalmente traducido por: CardboardTL

NTG “son notas que deja el traductor de japones a ingles”

NT “Notas de Traductor”

NE: “Notas del Editor”

NT: Si ves algún error con la traducción en la gramática, no olvides que puedes dejármelo en los comentarios, lo que me ayudaría mucho con la calidad del contenido… que tengas un buen día y disfruta la lectura.

2 comentarios sobre “Maou ni Nattanode – Capítulo 59: La Heroína y el señor demonio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s