Maou ni Nattanode – Capítulo 65: El callejón 2

Traducción: DiosCaido12

Edición: Editor de Pdf

~~~

Abrí mi inventario y alcancé la grieta espacial que produjo. De ella saqué un arma grande que solo podía describirse como una gran espada de dos manos. Su hoja era afilada, tan afilada, de hecho, que parecía que sería capaz de abrirse paso incluso a través de la roca más dura con facilidad. El metal con el que se construyó se tiñó de un tono negro tan oscuro como la noche misma. Casi podía sentirlo aspirando la luz de su entorno. Su factor más notable, sin embargo, no fue su nitidez ni su color. Pero más bien, su peso.

La gran espada era tan ridículamente pesada que incluso yo tuve problemas para levantarla. Tuve que poner hasta la última onza de fuerza que tenía en mis caderas y brazos solo para mover la maldita cosa. A pesar de ser tan amplio que era anormal, la espada llevaba consigo un aire de magnificencia. La combinación de su majestuosidad y tamaño hacía que pareciera un recuerdo de mi castillo. Al menos en lo que respecta a los principios de diseño, de todos modos.

Su hoja de estado se ve como sigue.

 

***

 

Nombre: Hasai
Descripción: Una gran espada de color negro azabache creada por un señor demonio llamado Yuki. Es anormalmente pesado y no puede ser levantado, por no hablar de una entidad común.
Calificación de calidad: A +

 

***

 

Como sugirieron los caracteres japoneses en su nombre, Hasai se desarrolló con dos conceptos en mente: obstrucción y destrucción. El arma era dura, pesada y afilada como podría ser, pero dicho eso, no tenía ninguna habilidad mágica. No había elegido darle ninguna. Er, en realidad, creo que es más como si no pudiera.

Yo había impregnado la hoja con una cantidad casi excesiva de maná durante su creación para otorgarle sus tres propiedades. Y como resultado, había estado demasiado concentrado en canalizar mis energías a través de ella para tallar un circuito mágico en su cuchilla. Ya había hecho todo lo que podía para hacerlo lo más poderoso posible.

Simplemente no podría haberlo hecho mejor.

Blech Estoy un poco decepcionado de no haber podido encantarlo, pero diría que todavía es una espada muy buena. Definitivamente es la cosa más aguda que he hecho hasta la fecha, al menos.

[Ven conmigo, hermano]. Una sonrisa intrépida apareció en mi cara mientras levantaba el arma de forma casual y tomaba una postura.

[¿Espada mágica? Buff culo culo? Perra por favor Te mostraré lo inútil que es ese gordo trasero tuyo]

[¡Mira tu mouf dickwat!] (Bandido maldecido por el dios de las dhemis)

El hombre musculoso escupió una serie de palabras distorsionadas antes de levantarse del suelo y disparar hacia mí como una bala. Un loco, bestial aullido rugió desde su garganta mientras su cuerpo innecesariamente grande y mágicamente mejorado se acercaba. El hacha en sus manos trazó un arco a través del cielo mientras se movía para partir mi cabeza en dos.

Fue un golpe directo, hacia abajo.

Contrarresté su golpe con un ataque igual de directo. Coloqué mis dos pies en el suelo de tierra debajo de mí, torcí mis caderas y giré la gran espada directamente hacia el arma de aspecto siniestro, interceptándola antes de que alcanzara su marca. Una ola de fuerza recorrió mis brazos y un fuerte zumbido llenó mis oídos. La colisión creó una ráfaga de viento tan intensa que empujó contra cada parte de mi cuerpo antes de salir corriendo por el callejón, haciendo que mi cabello se revolviera en el proceso.

Fue un choque frontal. Un concurso de fuerza bruta. Espada contra hacha.

Y salí en la cima.

[¿¡Qué !?] (Bandido maldecido por el dios de las dhemis)

Los ojos del hombre musculoso se abrieron de par en par en shock. Se enorgullecía de su fuerza, y el arma maldita que había sacado solo la había reforzado aún más. Eso, combinado con el hecho de que lideró con un golpe hacia abajo de cuerpo completo, lo había llevado a creer que su victoria era segura. Pero desgraciadamente, su arma había sido tirada a un lado.

La causa de su pérdida no era otra que el hecho de que confiaba en la fuerza sobre la técnica. Como alguien que carecía de técnica, me hubiera costado mucho más lidiar con un luchador más capaz de manipular su arma.

[¿Oh vamos?]Hablé en tono burlón.

1.jpg

[¿Es todo lo que tienes? ¿Que rayos? Apenas hemos empezado] (Yuki)
[¡Vete a la mierda!] (Bandido maldecido por el dios de las dhemis)

La voz de Douchemuscle se llenó de irritación, así que sonreí mientras utilizaba la fuerza centrífuga del primer giro para potenciar un segundo con más peso.

Apenas logró reaccionar. El hacha de combate obscenamente grande colocó su arma en posición justo a tiempo para bloquear el ataque, pero como estaba tan apurado, no pudo corregir su postura. Sus defensas vacilaron; mi espada rompió más allá de la suya y cortó el costado de su brazo. Sangre fresca salpicada por el aire y salpicada contra el lado del callejón.

[Argggh! ¡¡Maldita sea, maldita sea !!] (Bandido maldecido por el dios de las dhemis)

Inmediatamente seguí mi segundo ataque con un tercero, mi tercero con un cuarto. Mi golpe se había convertido en una ráfaga, y mi ráfaga en un aluvión. Cada golpe fue tan fuerte y poderoso que seguramente lo hizo pedazos en el momento en que sus defensas se quedaron cortas. A diferencia de él, su arma se mantuvo en buena forma. No se pudo doblar ni romper a pesar de las muchas veces en que se enfrentó contra la mía.

Le tomó al hombre musculoso una gran cantidad de lesiones para finalmente darse cuenta de que estaba en desventaja. Renunció a comprometerme en combate cuerpo a cuerpo una vez que lo hizo, y en lugar de eso, tomó algo de su cintura y me lo arrojó.

[¡Toma esto, idiota!] (Bandido maldecido por el dios de las dhemis)

Mi cuerpo se movió antes de que pudiera procesar lo que era y lo corté por la mitad. El humo blanco brotó del proyectil e inundó mi entorno, privándome de mi visión.

Había realizado uno de los trucos más antiguos del libro, un truco que continuaba existiendo solo porque era tan efectivo como bien conocido. Había creado una cortina de humo. Huh Parece que se ha vuelto totalmente loco, pero en realidad aún es capaz de tomar decisiones racionales.

El hermano aficionado (buffbro) retrocedió y efectivamente desapareció en la niebla en el momento en que su cortina de humo entró en vigor. Fue un claro intento de obtener el control de la situación, y uno que hubiera funcionado si yo fuera un aventurero promedio.

[Comete esto]. Me volví para mirar al hombre y fácilmente desvié su arma en el momento en que impregnaba la niebla. Una tarea que encontré muy fácil. Aunque no pude verlo, pude percibirlo. Mi habilidad con el Ojo Mágico me permitió detectar la energía mágica que lo rodeaba tanto a él como a su hacha, por lo que podía decir fácilmente hacia dónde se dirigía.

[¡¿Qué demonios…?] El hombre musculoso gritó confundido cuando su hacha, que había girado con todas sus fuerzas, fue echada a un lado. Pero antes de que pudiera terminar, lo ensarté.

Podía sentir que la hoja en mis manos se desprendía de la carne y aplastaba el hueso cuando lo empujaba contra el torso indefenso del hombre. Tanto la hoja de Hasai como varios litros de sangre brotaron de la espalda del hombre en tándem cuando su cuerpo se volvió disfuncional por la fuerza del golpe.

[Por qué …] El líquido carmesí se filtró de la boca de Muscleman mientras hablaba entre violentos ataques.

[¿Por qué …  he perdido …?] (Bandido maldecido por el dios de las dhemis)
[¿No es obvio?] Me encogí de hombros.

NTD: Mi maldición nunca falla…

[Perdiste porque eras demasiado débil para ganar] (Yuki)

El momento en que quité mi espada de su estómago fue el momento en que perdió la capacidad de pararse. El objeto extraño que se había entrometido en su costado era lo último que lo mantenía apoyado y lo último que impedía que la poca sangre que le quedaba se drenara. Fue una acción de dos etapas. Primero cayó de rodillas en un intento de resistir su desaparición antes de desplomarse sin vida en su rostro. La vida que había llenado sus ojos ya no existía; el hombre innecesariamente grande había sido reducido a nada más que un cadáver innecesariamente grande.

Su agarre en su hacha se aflojó. Se le escapó de las manos e hizo un ruido metálico cuando cayó sobre la tierra que yacía debajo de él. Tiré la sangre y las tripas de Hasai y las puse de nuevo en mi inventario mientras dirigía mi mirada sin palabras al hacha que había rodado hasta mis pies. Hombre, realmente no necesitas habilidades o habilidades extravagantes para decir que esto es siniestro como el infierno. La energía malévola con la que está encantada es tan densa que es realmente visible. Pero…

[Hey Lefi] (Yuki)
[¿Sí? ¿Qué es?]La niña dragón respondió rápidamente a mi consulta.
[Asegúrate de detenerme si empiezo a actuar raro. Incluso si tienes que
cortarme el brazo] (Yuki)

[Muy bien]Lefi me hizo un gesto de asentimiento comprensivo mientras tomaba una postura.

[Veré que esté hecho] (Lefy)

Cuan confiable es ella. Sonreí.

[¿Qué estás …] Los ojos de la heroína se abrieron cuando finalmente se dio cuenta de mi plan.

[¡Espera! ¿Estás planeando tocarlo? ¡Realmente no deberías! ¡Esa cosa es realmente peligrosa!] (Nell)

Ella intentó darme un consejo, pero la ignoré, estiré un brazo hacia el arma profana y la toqué.

La malicia fluyó dentro de mí en el momento en que mis dedos entraron en contacto con ella. ¿¡Qué demonios!? ¡Casi se siente como si esta maldita cosa estuviera abriendo mi cráneo!

Grandes cantidades de rabia, resentimiento y lamento se vertieron en mi mente. El odio tiñó todos mis pensamientos con un velo rojo. Sentí la necesidad de destruir cualquier cosa y todo lo que pude tener en mis manos, la necesidad de absorber los rencores de los que maté y usarlos como combustible para crecer aún más.

Me instaban a que me convirtiera en parte de su espiral descendente, su ciclo perpetuo de muerte, odio y destrucción.

Cerrar. Arriba. Envolví los lamentos llenos de rencor que asaltaron mi mente con una tonelada métrica de maná y la obligué a someterme. Boo hoo. Moriste y ahora odias a la gente. Vete a la mierda. No me importa No importa quién eras o a qué te sometiste. Eres mío ahora. Todos ustedes. Solo eres otra de mis pertenencias, así que actúa como una. Cállate la boca y déjame usarte. Haz eso, y te renaceré y te liberaré de tus quejas de mierda.

Suprimir la voluntad del arma con mi energía mágica me permitió domarla de una manera que recuerda entrenar a una bestia. Sus lamentos comenzaron a extinguirse, y finalmente se calmaron hasta el punto en que su malevolencia se convirtió en un factor no factor.

[Uf] Dejé escapar un suspiro de alivio y casualmente tiré el arma en mi caja de objetos. Oh hombre. Voy a usar la Transmutación de Armas en el momento en que llegue a casa. Arrancaré esas cosas tontas y las convertiré en algo rudo.

Aunque no lo parecía, el hacha era el objetivo perfecto para la Transmutación de Armas. Como cualquier otra cosa por la que pudiera canalizar mi maná, podría usarse como materia prima siempre y cuando no hubiera pasado por el proceso en el pasado.

[Welp, eso se acabó. Hombre, toda esta cosa del callejón era un dolor en el culo, ¿eh?]
[¿Estás bien?], Preguntó Nell, con los ojos bien abiertos.

[¿Estás seguro de que estás bien? ¿Realmente no te afectó?]
[No, estoy bien. Soy un demonio señor. Tratar con los efectos negativos, las maldiciones y todo eso puede ser una especialidad mía] (Yuki)

[Uh … Estoy bastante segura de que es más nuestro domini], dijo Nell.

Ohhh cierto Sí, imagina que la iglesia sería buena para purificar maldiciones y esas cosas. Dios mio, casi olvido que estaba afiliada a la iglesia. No es mi culpa. Ella no es muy santa, después de todo.

[Él está bienLa maldición no lo ha consumido, por lo que es poco probable que haya sido afectado], dijo Lefi.

[Ese asunto, sin embargo, no es importante. Preferiría determinar la intención detrás de las palabras que pronunciaste, Yuki]  (Lefy)
[¿Qué palabras?] (Yuki)
[Me refiero a nada más que a la instancia en la que afirmaste que yo era tu mujer. Bastante atrevido, me atrevo a decir] (Lefy)

NTD: Ya valiste madres…

[¿¡Que dije qué !?] (Yuki)
[Veo que no prestaste atención a tus propios pronunciamientos. Muy bien permítame repetirlo por usted] Lefi sonrió

[Usted dijo, ‘Dime. ¿Qué pensabas hacer otra vez con mi mujer? En esa manera precisa y el tono. Era una vista muy interesante para la vista. No te he visto en tal estado de rabia desde la primera vez que descendimos en este asentamiento] (Lefy)

Escuchar a Lefi imitarme obligó a mi cerebro a detenerse. Espere. Espera espera espera espera espera ¿Yo dije eso? Oh dioooooooooooos, mierda.

[¿R-realmente dije eso?] Me volví hacia el héroe, con los ojos muy abiertos y las mandíbulas aflojadas.
[Lo hiciste], dijo Nell en un tono exasperado.

[Era bastante obvio que también lo decías en serio] (Nell)

¿Seriamente…? Oh dios, mierda. Estaba tan atrapado en el calor del momento que ni siquiera …

[U-Uhm … sí, mi mal. Debo haber querido decir, mi compañero de viaje o algo así. Probablemente salió mal. Perdona si te molesta la yomrphrh], comencé a despotricar y disparar una excusa nerviosa tras otra hasta que Lefi finalmente me hizo callar a la mitad colocando sus manos en mis mejillas y presionándolas unas contra otras.

Sus palmas eran agradables y frescas al tacto. Mirándola, me di cuenta de que no estaba enojada. En todo caso, era lo contrario. Sus ojos, que estaban mirando directamente a los míos, contenían una emoción que solo podía describir como afecto.

[No te disculpes, Yuki] La chica dragón sonrió tímidamente mientras hablaba.

[Fue una declaración que me alegró escuchar] (Lefy)

Al instante me quedé estupefacto. Me encontré mirando el encantador, ligero rubor en su rostro sin espacio para pensar, y mucho menos respirar.

[Uhm … ¿Podemos irnos ahora …?] Dijo el héroe.
[C-Correcto, mi error]. Me alejé de Lefi a toda prisa y me sacudí mientras respondía al héroe.

[Probablemente deberíamos movernos. Ya hemos perdido demasiado tiempo] (Yuki)
[De hecho. Siento lo mismo], dijo Lefi, quien ya había vuelto a una máscara de indiferencia.

[Yo, por mi parte, me gustaría mucho otro pincho] (Lefy)

Si suena bien. Abrí la boca para responder a la niña dragón, pero me detuve cuando varios hombres armados se colocaron de repente en la entrada del callejón.

[Somos los guardias de Alfyro. ¡Lo consideraremos hostil y lo someteremos a un asalto a menos que se quede quieto!]

Ohhh mieeerda. Sip. Definitivamente he desperdiciado mucho tiempo.

Volví la cara y fruncí el ceño mientras miraba a los soldados armados que nos habían saludado, solo para detenerme cuando reconocí al hombre que estaba al frente del grupo. No estaba seguro exactamente de dónde lo conocía, pero no lo reconocí de inmediato.

[¿Eh?] Estreché mi mirada cuando le di una segunda mirada.

[¡Oh! ¿No eres ese viejo amigo de esa cosa del bosque?]
[¿Qué? Y tú eres…]
[Mantén ese pensamiento] dije, interrumpiéndolo.

[Probablemente sea mejor para ti no decir lo que estabas pensando, por el bien de ambos] (Yuki)

El guardia al mando del escuadrón era el viejo tipo que había huido de mi territorio, el único comandante cuyo regimiento escapó de mi matanza unilateral, y el único miembro del ejército con el que me había molestado en reunirme.

[… ¿Por qué estás aquí?], Preguntó el guardia. Trataba de sonar tan compuesto como podía, pero su voz seguía teñida de nerviosismo.
[Oh tú sabes. Tenía un poco de negocio que atender. Estaba pensando en reunirme con el gobernador y charlar con él un poco]
[Espera, ¿por eso querías visitar a Alfyro, Yuki?], Preguntó Nell.
[Sí. Él y yo somos conocidos, ya ves]
[Está bien, entiendo, pero ¿quiénes son?] El guardia dirigió su mirada hacia los hombres que se derrumbaron en el callejón.
[Ni idea. Lo único que sé es que prácticamente decidieron atacarnos sin ninguna razón real, por lo que tomé represalias] (Yuki)
[Capitán] un segundo guardia se acercó al que reconocí y le susurré al oído.
[Se sabe que estos hombres son viles. Tienen muchas ofensas previas. La reclamación es probablemente válida, señor]

El capitán asintió con la cabeza para reconocer el testimonio del otro hombre antes de dar a su escuadrón una orden:

[Hombres, los dejaré responsables de limpiar este desastre de la manera que mejor le parezca]

Luego se volvió hacia mí y una vez más comenzó a hablar en un tono un poco más nervioso cuando enfundó su arma.

[Parece que has tenido que lidiar con unos pocos invitados groseros. Normalmente me gustaría llevarte a una de nuestras estaciones y pedirte más detalles, pero parece que te diriges a la mansión del gobernador, así que te llevaré allí, si no te importa]

Oh wow. ¿En realidad está ofreciendo guiarnos, aunque todavía está claramente en guardia? Er, en realidad supongo que lo está haciendo porque está en guardia. Probablemente quiera vigilarme o algo así. No había ninguna razón para que me negara, así que eché un vistazo a mis compañeros para ver cómo se sentían al respecto. Ninguno de los dos parecía particularmente en contra de la idea, así que respondí a la oferta del hombre asintiendo.

[Hubiera preferido mucho la oportunidad de seguir consumiendo pinchos …] murmuró Lefi. Bueno. Tomare eso de vuelta. Aparentemente tenemos a alguien en contra de la noción.

Desafortunadamente para la chica dragón, era un poco tarde para anular mi decisión. Te compraré un poco más tarde, pero tendrás que sentarte y aguantarte por ahora.

 

***

 

Nota del editor: ¡Hola chicos! Joker aquí. Bueno, eso funcionó tan bien como podría esperarse para Buffbro. Que no se lo pierda. Sin embargo, las plantas tendrán bastante comida para comer, así que eso es bueno. Y parece que Lefi no se perdió lo que dijo Yuki, porque por supuesto que no lo hizo. Ella es la Suprema MFing Dragon, después de todo. Probablemente podría haber atomizado a ese grupo con una mirada antes de continuar para obtener más pinchos para masticar. Hombre, ¿te imaginas si se enterara de la comida del festival? Twinkies fritos, oreos fritos .. Juro que vi un caramelo de algodón frito una vez. No me preguntes cómo es posible, no tengo ni idea. Y si te has dado cuenta, tengo algo de mi mojo de vuelta. Hurra. El peor momento para mi trabajo ha llegado y se ha ido, y he sobrevivido, así que prepárate para las notas de un editor más corpulento. Sé que todos me extrañaron.  ¡Nos vemos en el siguiente capítulo!

Anterior // Indice // Siguiente


Originalmente traducido por: CardboardTL

NTG “son notas que deja el traductor de japones a ingles”

NT “Notas de Traductor”

NE: “Notas del Editor”

NT: Si ves algún error con la traducción en la gramática, no olvides que puedes dejármelo en los comentarios, lo que me ayudaría mucho con la calidad del contenido… que tengas un buen día y disfruta la lectura.

4 comentarios sobre “Maou ni Nattanode – Capítulo 65: El callejón 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s