Maou ni Nattanode – Capítulo 127: Un día en la vida de una niña – Parte 2

Traducción: DiosCaido12

Edición: Editor de Pdf

~~~

“Muy bien chicas, ¡es hora de almorzar!”

Ennie salió del alto parche de hierba en el que se había estado escondiendo cuando escuchó una voz familiar que la llamaba.

“Hola Ennie. ¿Dónde están los demás?”

Una de las puertas que había estado parada en el patio por sí sola se había abierto. Ennie esperaba, naturalmente, ver más patio al otro lado. Pero, en cambio, la misteriosa puerta mostraba la habitación en la que todos vivían. Fuera de ella salió un hombre que compartía el color del cabello de Ennie, el maestro que adoraba con todo su corazón, la persona de cuyo lado quería permanecer para siempre.

“Estamos jugando a las escondidas”, dijo.

“Creo que eso explica por qué todas están desaparecidas”, dijo.

“¿Cuán lejos esta permitió ir? ¿Solo el patio?”

“Mhm”

Aunque el maestro de la espada se había referido a él como si fuera un área más pequeña, el patio no era en absoluto pequeño. Se había esforzado mucho e incluso parecía que podría ser demasiado grande para esconderse. Pero debido a que las chicas prácticamente estaban llenas de energía, no les pareció un problema.

Las reglas de esta sesión de juego en particular fueron construidas para ser lo más justas posible. Las chicas fantasmas habían poseído las muñecas que el maestro de Ennie les había regalado para que no pudieran esconderse en los árboles o las paredes. Y la razón por la que eligieron el patio en particular fue porque Ennie no pudo alejarse a más de cien metros de su verdadera forma, que había sido colocada en un banco cercano para maximizar su rango de movimiento. A Ennie no le había importado realmente, pero los otros niños se habían preocupado por sus necesidades y habían ajustado la ubicación para atenderlos.

“Eso suena divertido”, dijo su maestro con una sonrisa.

El calor llenó el pecho de Enne en el momento en que lo vio.

“Entonces, ¿qué dices? ¿Crees que puedes hacerte amiga de todos?”, Preguntó.
“Mhm”. Enne asintió.

“Todos son muy amables”

Enne estaba callada. Ella todavía no era tan buena conversadora. Y, sin embargo, todas las otras chicas la habían aceptado de inmediato y la habían incluido en sus actividades. Estaba un poco avergonzada por la forma en que los demás se preocupaban por ella, pero de todos modos estaba feliz.

“Eso es bueno de escuchar”, dijo su maestro.

Parecía feliz de que ella se llevara bien con los demás, ya que rápidamente comenzó a darle palmaditas en la cabeza con sus grandes, cálidas y fuertes manos. Tan cómoda era la sensación que, sin darse cuenta, Ennie extendió sus propias manos y las colocó encima de las suyas. Incluso había tratado de sostener su mano contra su cabeza para asegurarse de que él la siguiera frotando.

Pero luego se dio cuenta de lo que estaba haciendo. Inmediatamente comenzó a entrar en pánico y cuestionar sus propias acciones mientras la soltaba. Ella estaba confundida. Con pérdida. Desconcertado. Ella simplemente no sabía qué hacer. Ella pensó que sus acciones podrían haber sido irrespetuosas y que podrían haber hecho infeliz a su maestro. Enne todavía no estaba acostumbrada a esta nueva forma de ella. No sabía cómo se suponía que debía expresar mejor su afecto.

A Yuki, sin embargo, no le importó. De hecho, casi pareció encontrar entretenido el pánico de la chica, relativamente inexpresiva, mientras se reía entre dientes antes de continuar acariciando cariñosamente su cabello. La sonrisa en su rostro llevó a Enne a juzgar que no había estado molesto por sus acciones. Al darse cuenta de esto, se recuperó de su estado de agitación y bajó los brazos que había estado agitando mientras estaba perdida. Simplemente se volvió mansa y continuó permitiéndose ser mascota de la misma manera que un gato doméstico.

Sabía que su rostro se había puesto rojo, pero continuó disfrutando en silencio de la sensación del toque de su maestro, que solo podía describirse como cualquier cosa menos desagradable. En poco tiempo, escuchó una voz que venía detrás de ella.

¡Ahí estás Enne! ¡Finalmente te encontré!” Declaró triunfante Illuna. “¡Oh, hola Yuki!”

Ella estaba acompañada por Shii y las tres muñecas poseídas por espectros, lo que significaba que Enne había sido la última del grupo en ser encontrada. Los tres espectros flotaron felices hacia su maestro y lo rodearon en el momento en que lo vieron.

“Ustedes chicas están llenas de energía”, se rió.

Luego quitó la mano de la cabeza de Enne para jugar con los tres que se cernían a su alrededor.

“Oh …” Un sonido triste se filtró de la boca de la espada. No se había dado cuenta de que iba a lograrlo, así que no había logrado detenerse a tiempo. Enne levantó las manos y las usó para cubrirse la boca de inmediato, pero ya era demasiado tarde. El repentino ruido ya había causado que su maestro y los tres espectros que se cernían a su alrededor se volvieran de repente hacia ella.

Rei, Rui y Lowe se miraron y asintieron con tácita comprensión. Luego de repente flotaron detrás de Enne y comenzaron a usar las muñecas que poseían para empujarla hacia su maestro.

Ella trató de decir algo, pero los únicos ruidos que salieron de su boca fueron tartamudeos incoherentes.

Su maestro sonrió mientras la veía acercarse contra su voluntad. Una vez que estuvo lo suficientemente cerca, él le pasó un brazo por los muslos y la levantó.

“Maestro…”

Solo después de un montón de pánico finalmente logró balbucear una palabra, pero él pareció ignorarla.

“Muy bien niños, es hora de almorzar. Puedes jugar todo lo que quieras después de que hayas terminado”, dijo.

“Rei, Rui, Lowe, ustedes tres también podrían venir con nosotros. Sé que no puedes comer y todo eso, pero estoy seguro de que te divertirás más merodeando a nuestro alrededor mientras lo hacemos, ¿verdad?

Las tres muñecas asintieron de acuerdo. Del mismo modo, Illuna y Shii felizmente expresaron su intención de participar en su comida del mediodía.

Con su forma de niña todavía en sus brazos, Yuki agarró el cuerpo real de Enne con su otra mano y se dirigió hacia la puerta que conducía a la verdadera sala del trono.

“¡Bien por ti, Enne!” Illuna, que caminaba al lado de su amo, miró a Enne, se rió y lanzó una gran sonrisa.
“Mhm …”

La espadachina no entendía exactamente por qué, pero sentía que ser vista como era ahora era extremadamente vergonzosa, por lo que asintió para responder a las palabras de Illuna antes de enterrar su rostro en el hombro de su amo.

***

Nota del editor (Joker): ¡Hola chicos! Joker aquí. Otro par de capítulos más abajo, y tuve que programar una cita con el dentista porque eran tan dulces que tuve una caries. Así que muchas gracias, JM. Oficialmente te has metido con mi salud. Oh, bueno, Lefi probablemente lo tendrá peor. Imagínense, el Dragón Supremo tiene una caries y tiene que cuidarla. Esa sería una historia paralela hilarante, en mi opinión. Además, Final Fantasy XIV: Shadowbringers está a solo un día o dos de distancia, así que estoy muy emocionado por eso. Voy a subir de nivel a SAM principalmente, ya que encaja con la historia que estoy construyendo para mi personaje. Ha sido un BLM a través de ARR, HW y SB, pero después de la pelea final de SB, se da cuenta de que necesita más poder, por lo que recurre a SAM para obtener ese poder. También podría llevar a Dark Knight al nivel 70, solo por ese sabor extra. Gracias a tonatsipara la pregunta, incluso si me molestaba muchísimo … ¡Nos vemos en el próximo capítulo!

 

NTD: PRox… cap, miércoles… también saldrá slow life

Anterior // Indice // Siguiente


Originalmente traducido por: CardboardTL

NTG “son notas que deja el traductor de japones a ingles”

NT “Notas de Traductor”

NE: “Notas del Editor”

NT: Si ves algún error con la traducción en la gramática, no olvides que puedes dejármelo en los comentarios, lo que me ayudaría mucho con la calidad del contenido… que tengas un buen día y disfruta la lectura.

3 comentarios sobre “Maou ni Nattanode – Capítulo 127: Un día en la vida de una niña – Parte 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s