Nobunaga’s Imouto is My Wife – Capítulo 8.5: Una belleza que se balancea en el Vapor Parte 2


Traducción: Shimofu

Edición: Los Lectores

~~~

“Fuaaaa…”

Oichi deja escapar un pequeño suspiro de fatiga.Después de verla hacer ese tipo de expresión, sentí desde el fondo de mi corazón que era una buena decisión hacer que me siguiera hasta aquí.No lo muestra en sus palabras ni en su rostro, pero ha venido de Owari a Omi y ser la representante de la familia Nobunaga debe haberla cansado considerablemente.

Si las personas continúan esforzándose demasiado, eventualmente se desmoronan.Necesito dejar salir mi gas en algún lugar pero el solo hecho de poder sanar la inquietud y la fatiga actuales con este baño es bastante bueno.También quiero que se cuide la rigidez de mi “Gran hijo”, pero eso tendrá que esperar por ahora.

Después de acercarme al lado de Oichi, comenzó a hundir lentamente su cuerpo más abajo en la bañera. Probablemente estaba tratando de esconder sus hinchados pezones y escote. La modestia de no dejarnos ni a mí, a su esposo, verla completamente desnuda fue algo extremadamente atractivo. Una mujer que ha dejado ir su lado tímido es lo mismo que un hombre sin verga.

Abracé a Oichi alrededor de sus hombros con mis brazos.Su cuerpo se tensó con un tic, pero en cuanto comprendió que no haría nada más, cerró los ojos y apoyó la cabeza en mi pecho.Estar junto a ella en las aguas termales me dio una sensación refrescante en todo mi cuerpo, podría permanecer así para siempre.

A lo largo del pie de la montaña Odani, el vapor blanco y silencioso ascendió hacia el cielo.Cuando Oichi y yo seguimos la dirección del vapor con nuestros ojos, sentimos nuestros cuerpos cálidos, nuestra sangre corría rápida y el latido de nuestros corazónes.Mientras pensaba lo agradable que sería poder seguir así, lamentablemente el mundo no permitía que un hecho tan feliz continúe sin fin.El cielo claro y brillante se oscureció antes de que lo supiéramos y luego llegó la noche.

“Se hizo bastante oscuro…”

“Sí…”

Esta dicha pronto llegará a su fin.Cuando ella puso ambas manos y su mejilla en mi pecho, confiando todo su cuerpo hacia mí, Oichi murmuró algo con voz solitaria.Si el sol cae completamente, podríamos perder nuestro camino de regreso, lo que resultaría en un accidente inesperado.

‘Perdí la noción del tiempo…’

Cuando mi “Gran hijo” se encogió, ese pensamiento resonó en mi cabeza.Cuando salí de la bañera, agarré la bolsa de yute llena de salvado de arroz, y mientras la sostenía, me dirigí hacia Taishakutsukige.Sintiendo que me acercaba, ella soltó un dulce relincho y lentamente se levantó.Probablemente se estaba preguntando si estaba a punto de hacer algo.

“¿Nagamasa-sama…?¿Qué estás haciendo?”

Oichi me miró con una cara curiosa y me preguntó qué estaba planeando hacer.Empecé a frotar el cuerpo de Taishakutsukige con el salvado de arroz.Como si se sintiera bien por mi masaje, Tiashakutsukige comenzó a agitar su cola mojada.¿Qué eres, un perro?Teniendo en cuenta tanto su modestia femenina como su belleza, no esperarías que ella respondiera así.

“¿Que dices? Estoy limpiando su cuerpo.”

“¿Con… salvado de arroz?”

“Está bien.”

El Flujo de Mi Sangre que desapareció durante el mediodía parecía estar subiendo nuevamente mientras continuaba lavando su cuerpo.

“El salvado de arroz, parece tener varios poderosos efectos de limpieza para el cuerpo y el cabello. ¿No lo sabías?”

“No, no sabía…”

“Bueno, espera un poco.”

Dirigí mi mirada hacia Oichi que ahora me miraba con una voz curiosa, preguntándose qué tenía que esperar.Volví mi devoción hacia Taishakutsukige limpiando su cuerpo voluptuoso cuidadosamente con ambas manos.El hermoso caballo que parecía embelesado con los ojos entrecerrados parecía sentirse especialmente bien.

Usando el salvado de arroz para limpiar ese enorme cuerpo, parecía hacer que Tiashakutsukige estuviera delante de mí para sumergirme aún más profundamente en la fuente termal.Al hacerlo, una gran cantidad de suciedad flotó hacia la superficie del agua y terminó fluyendo fuera del baño.El cuerpo de Taishakutsukige pareció estremecerse al hundirse en la fuente termal haciendo que el salvado de arroz que se adhería a su cuerpo fuera arrastrada por el agua.

“Te sientes más renovada ahora, ¿verdad?”

Después de preguntarle a Taishakutsukige, ella dejó escapar un relinche agraciado que indicaba que estaba muy feliz.Dicho esto, terminé usando aproximadamente la mitad del salvado de arroz que tenía.Esto fue más allá de mis cálculos.Significa que el cuerpo de Taishakutsukige era TAN grande… Ah, bueno, dado que parece satisfecha, creo que está bien de todas formas.Cuando terminé con ella, caminé hacia un lado y agarré la bolsa de yute una vez más.

“Oichi, sal del baño y siéntate en esa piedra. Te lavaré el pelo.”

“¿Eh…?Pero eso…”

Sabiendo que su cuerpo desnudo sería visto, Oichi comenzó a girar su cuerpo hacia el otro lado con ‘vergüenza’ escrita por todo su cuerpo.Si ese es el caso…

“¿No está bien conmigo…?”

“Eso es… bueno, yo… ¡Ah!”

Dejé la bolsa de yute y comencé a abrazar a Oichi, que todavía estaba dentro de la fuente termal, con ambos brazos.Después de que mis manos tocaron la piel de Oichi, comencé a moverlas por todas partes, pero como el baño estaba lleno de tantos colores diferentes, era difícil ver mis movimientos con claridad.

“Ya veo…”

Mientras sus abundantes y ricos pechos son acariciados por mis manos, comencé a lamer las orejas nerviosas de Oichi, cubriendo el interior con mi saliva.Mientras hacía sonidos de salpicaduras que resonaban en sus oídos, su cuerpo tembló con una sacudida.

“Ya que te vas a ensuciar de todos modos, preferirías que te limpien después… ¿es eso?”

“Est- estás equivocado…”

Cuando ataqué las orejas de Oichi, puse mi dedo en su boca haciendo que su cuerpo se contrajera.La figura de Oichi tratando de reprimir el placer me dio una alegría y una excitación indescriptibles, mi “gran hijo” que se había vuelto flácido ganó vigor una vez más.

“Oichi, echa un vistazo.”

“A… Ah… lo de Nagamasa es…”

Mientras me pongo de pie, mi “Gran hijo” apareció frente a ella.Mi pene se levantó notablemente tocando mi estómago, Oichi lo miró aturdido.Esta sería la tercera vez que nos abrazamos.Hasta ahora, Oichi se ha quedado sin aliento en la agonía de mi ‘Gran Hijo’.Pero aún así, en lugar de sentir miedo, parece realmente curiosa y llena de afecto hacia el.

“Nagamasa-sama…”

“¿Qué pasa?”

Oichi levantó su mirada y me preguntó.Su mirada parecía mostrar que decidió algo y esperaba que estuviera de acuerdo con ella.

“Nagamasa-sama… quiere, bueno… Hijos, ¿verdad?”

Es obvio que tener hijos es extremadamente importante en la Era Sengoku.Si no hay niños, se perderá el nombre y la existencia de la familia, y si no hay niñas, no se podrán crear matrimonios diplomáticos.

En esta era, el matrimonio generalmente es decidido por el cabeza de familia, para convertirse en padre o hermano.Pero para las niñas o hermanas, tiene el significado de ordenarles que ‘vayan y conciban el hijo de ese hombre’.En el caso de Oichi, su compañero fue seleccionado por su hermano porque quería establecer una conexión con la familia Azai, en resumen, era lo mismo que ordenarle que “tuviera algunas experiencias sexuales ricas con Nagamasa y concibiera a su hijo”.

Después de escuchar lo que dijo Oichi, mi garganta se secó y no pude pronunciar ninguna palabra.No es porque fui demasiado profundo en las aguas termales causando que pierda demasiada hidratación.Me sentí presionado por las poderosas palabras de Oichi.

“Hace un momento… En Oumi, viniste por mí. Usted dijo “Los niños son un tesoro. Tomaré la mano de mi novia y la cuidaré profundamente y luego de seguro dejaré un sucesor para nuestra casa.””

“Sí…”

“Oichi no ha podido olvidar las palabras de Lord Nagamasa… Pase lo que pase, termino pensando en ello…”

Oichi dijo eso con un suspiro.

“Mi honorable padre tuvo 14 hijos, incluida Oichi. Sin embargo, Oichi también tiene muchos más hermanos y hermanas concebidos a través de doncellas que no fueron reconocidas por mi padre.”

“……”

“Oichi fue criada por su madre.Así que los días en que podía conocerlo eran solo en año nuevo o en conmemoración de una victoria… o cuando necesitaba algo de su madre…”

Dejando escapar otro suspiro, las lágrimas comenzaron a derramarse por sus mejillas.

“Yo, Oichi, no quiero abrazar una vida tan miserable como esa.Al igual que lo que le sucedió a mi madre, concebir un hijo y ser separada del Señor Nagamasa, luego dar a luz, criar al niño y después de eso, terminar toda mi existencia es… ”

Mientras sollozaba, las lágrimas continuaron cayendo en grandes gotas mientras seguía hablando conmigo.

“Pero… pero… ¡Lord Nagamasa dijo que era… que no era así…!Usted dijo que criar a un niño no es solo el trabajo de la esposa sino que es algo que tiene que hacerse con la ayuda de su esposo.¡Y así nacería un sucesor de la casa, dijiste…! ”

Oichi me abrazó mientras preguntaba con voz temblorosa.

“¿Está bien que Oichi crea en esas palabras?Que a diferencia de mi madre, viviré sin dejar de ser triste, y solo podré encontrar a mi marido de vez en cuando… ”

Oichi preguntó eso mientras sollozaba convulsivamente.

“Incluso si… ¡incluso si un niño nace mientras estoy contigo…!Nagamasa-sama, ¿no… no… tú estarías junto con Oichi y criar a nuestros hijos juntos…?

Sin pensarlo, abracé a Oichi.Sentí que tenía que hacerlo.Mientras lo hacía, ella comenzó a llorar aún más fuerte.

“¡No!¡No quiero eso…!Oichi… ¡Oichi te ama Nagamasa-sama…!¡Juro por los dioses del cielo y la tierra que yo… que te amo más que a nadie en este mundo…!¡Es porque estoy contigo, Nagamasa-sama, que Oichi está tan feliz ahora mismo!No quiero que esta felicidad me sea arrancada… Quiero quedarme con Nagamasa-sama… ¡No quiero concebir y ser enviada lejos de ti…! ”

Estos gritos vinieron del fondo del corazón de Oichi;daba la sensación de perforar el corazón.Así es, las relaciones maritales de la era Sengoku y los tiempos modernos son completamente diferentes.En la era Sengoku, cuando el hombre dejó embarazada a su esposa, todo termina allí.La familia que cría al niño terminaría confiando al niño a un instructor llamado tutor, esto es lo que generalmente sucede.En cuanto al hombre, cuando su esposa dio a luz a 2 o 3 niños, su trabajo estaba hecho, era libre de hacer creer a cualquier mujer que estaba interesado en que se vuelvan sus concubina.No tendría que ponerle las manos encima a su esposa nunca más.

El tiempo de donde vengo, las familias son básicamente las mismas, está compuesto por padres e hijos juntos, y aunque puede haber cierta fricción entre ellos, logran vivir juntos a su manera, así es como la mayoría de las familias trabajan.Perdí a mis dos padres al principio, así que no pude evitar sentir celos de esos amigos míos que vivían en ese tipo de ambiente.Es por eso que pensé que si alguna vez me daban la oportunidad de casarme y criar niños, me aseguraría de cuidar tanto a mi esposa como a mis hijos.

Es cierto que solo estaba pensando en impregnarla continuamente.

Es por eso que los fuertes gritos de Oichi de alguien que ha visto a los hombres casados ​​de esta edad usar el embarazo como una excusa para hacer que su esposa se aleje de su marido, me golpeó muy duro.

Pongo mis manos en la cara de Oichi y la acerco a mí.Oichi soltó un “Aah…” en voz baja y cerró los ojos.Presioné mis labios sobre los de ella, eso es todo lo que hice.

Miré los ojos de Oichi y le dije sinceramente a su corazón lleno de ansiedad.

“Cree en mi.”

Oichi solo necesitaba escuchar esto, solo he salido con ella por un corto tiempo, pero estaba segura de eso.La verdad es que, por alguna razón u otra, ella es muy brillante.Sin embargo, la desventaja de eso es que su cabeza se convierte en un desastre por pensar demasiado, ese es el tipo de mujer que es.

Y es por eso que no hay necesidad de buscar ningún razonamiento problemático.Que Oichi cree en el marido que ama, solo creer en mí es lo suficientemente bueno.Sé que es una explicación bastante egoísta, pero así es como me siento.

La Oichi desnuda se levantó del agua caliente y una vez más me abrazó.Ella y yo, que no éramos tan diferentes en altura, nos enfrentamos.Los brazos de Oichi se enredaron en mi espalda y me abrazaron con fuerza.Sus pechos voluptuosos presionados con una sensación blandita contra mi pecho.Mi “gran hijo” se presiona contra su abdomen liso haciéndolo saltar con un tic.

No estoy seguro de cuánto tiempo nos quedamos así.Oichi estaba mirando mi cara, y yo también estaba mirando su hermoso rostro.Nuestros ojos se mantuvieron mezclados mientras estábamos encantados el uno con el otro.Nuestro entorno se volvió completamente oscuro;el baño humeante ahora reflejaba la luz de la luna haciéndolo brillante, yo y Oichi mantuvimos nuestros labios cerrados el uno contra el otro.

“Hnnn… Nagamasa-sama…”

Dejando una cadena de saliva entre ella y yo, Oichi comenzó a acariciar sus pechos con sus propias manos.

“Aquí, por favor… por favor…

… impregname…”

Después de escuchar esa voz que era como un susurro, mi “Gran Hijo” se elevó más alto que antes, llegando a ser lo suficientemente duro como para atravesar la luna.

 

(NT Shimofu: Puto, que capítulo más bonito. En el próximo 99% seguro estoy de que hay H.

VV

La elemental del Viento.

Bye Bye.)



Anterior // Indice // Siguiente


Originalmente traducido por: http://dailydallying.com/

NT INGLES “son notas que deja el traductor de japones a ingles”

NT “Notas de Traductor”

NE: “Notas del Editor”

NT: Si ves algún error con la traducción en la gramática, no olvides que puedes dejármelo en los comentarios, lo que me ayudaría mucho con la calidad del contenido… que tengas un buen día y disfruta la lectura.

Anuncios

6 comentarios sobre “Nobunaga’s Imouto is My Wife – Capítulo 8.5: Una belleza que se balancea en el Vapor Parte 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s